viernes, 22 de enero de 2016

Putin vuelve a cargar contra Lenin y los bolcheviques

El anticomunista Vladimir Putin ha vuelto a atacar a los constructores de la Union Sovietica, los bolcheviques, en unas declaraciones realizadas con motivo del aniversario del fallecimiento de Lenin. No se trata, sin embargo, de la primera vez, pues el presidente ruso ha dado muestras en multitud de ocasiones de su odio al comunismo y de que su ideologia es, sin embargo, la de la clase parasita que vive a costa del trabajo y el producto de la explotacion de la clase obrera y de los recursos de otros pueblos.

Vladimir_Putin_with_Boris_Yeltsin-3
Putin y su valedor, Boris Yeltsin
Desde el mismo proceso de aperturismo, la conocida como Glasnot o Perestroika, Putin estuvo de parte de los que se frotaban las manos con la restauracion del capitalismo salvaje en Rusia, poniendose de lado de Boris Yeltsin frente a los intentos de frenar la situacion, como fue el golpe de estado de agosto de 1991, incluso, tal como él mismo suele contar orgulloso, repartiendo armas para defender la vuelta al capitalismo (que se había iniciado muchos años antes). De hecho, Putin siempre admiro al borracho traidor Yeltsin, afirmando, cuando murio, que "gracias a él Rusia se había convertido en un país libre, abierto y pacífico en el que se respetaban los derechos humanos", y elogió su, según él, "calidez humana y valentía". No obstante, ejulio de 1998 es designado por el propio Yeltsin como Director del Servicio Federal de Seguridad (FSB), sucesor del KGB, puesto que a partir de marzo del año siguiente alterna con el de Secretario del Consejo de Seguridad Nacional; después, su valedor Yeltsin, le nombraría Primer Ministro.

Así que el hecho de que cargue contra Lenin, Stalin y el comunismo en general solo puede sorprender a los lerdos o a los fanáticos creyentes, cerrados ante las múltiples evidencias y pruebas de a qué clase social pertenece y defiende el que algunos siguen, pues será verdad que en este mundo tiene que haber de todo, considerándo como el adalid del antimperialismo mundial.

Sin ir mas lejos, ordenó a finales del año pasado, como publicó Ria Novosti, la construcción en el centro de Moscú del memorial que se denominará Muro del dolor, del escultor Geórgy Frangulián, para conmemorar, según él, "cientos de miles de víctimas de las represalias cometidas en la Unión Soviética". Ante eso, el líder de la clase capitalista rusa afirmó que:

"Es una de las páginas más difíciles y más tristes en nuestra historia, pero no es menos aleccionadora que las de victoria y triunfo. Se requiere imparcialidad y responsabilidad, porque esta página conlleva una importante lección, la lección más importante para la generación actual y para todas las futuras", ha afirmado el lider de la clase capitalista rusa.

Ahora ha vuelto a las andadas y, en relación a los actos de recuerdo al líder bolchevique Vladimir Lenin, Putin ha declarado que los bolcheviques "pusieron bajo el edificio llamado Rusia una bomba atómica que finalmente explotó", Según el presidente ruso, las acciones de Lenin tuvieron como resultado la destrucción del país, y fueron las ideas de Lenin las que "finalmente desembocaron en la caída de la Unión Soviética (URSS)" en 1991.

Es curioso como el defensor de la clase saqueadora rusa olvidé que precisamente fueron Lenin y los bolcheviques los que crearan la Unión Soviética, entidad a la que en 1991 Putin no dudó en ayudar a desmantelar con el objetivo de que él y los suyos pudieran saquear sin medida las riquezas colectivas y el producto de los trabajadores rusos.

Actos en Rusia por motivo del 92 Aniversario de la muerte de Lenin

Las declaraciones fueron hechas durante una discusión con el director del Instituto Kurchátov, Mijaíl Kovalchuk, en la reunión del Consejo Presidencial para la Ciencia y la Educación, en el contexto del comentario de un verso del poeta ruso Borís Pasternak, en que Lenin se menciona como una persona que puede "controlar el flujo de su pensamiento y, por eso, logró controlar el país", Vladímir Putin ha expresado su visión crítica hacia el líder del proletariado, declarando que

"Controlar el flujo de pensamiento es bueno, pero este pensamiento debe traer un resultado correcto, y no como hizo Vladímir Ilich. Porque como resultado su pensamiento llevó a la caída de la Unión Soviética. Hubo muchas ideas incorrectas: la creación de autonomías nacionales, etcétera. Pusieron una bomba atómica bajo el edificio llamado Rusia y esta, finalmente, explotó".

Es cierto que Putin ha afirmado en alguna ocasión también la verdad de perogrullo de que la caida de la URSS fue el mayor desastre geopolítico de la historia, y que probablemente ansie su reconstrucción, aunque ni mucho menos como el estado y modelo de los trabajadores de los pueblos del mundo en su lucha contra la explotación capitalista, como inicialmente fue, tal y como la crearon Lenin, Frunze, Stalin, Vorosilov, Molotov, etc., sino como potencia económica y militar en pugna por que su oligarquía adquiera más ventaja en el conflicto interimperialista mundial.

Afortundamente, el desarrollo del capitalismo lleva implicito en sí mismo su propia destrucción, a pesar de los altibajos, fracasos y errores en la construcción del socialismo, y Putin y los suyos (lo mismo que los Obama, Merkel, o Cameron), acabarán tarde o temprano arrasados por la los trabajadores y los pueblos en su camino hacia un mundo sin explotación ni explotadores, Camino que, como expresó con bella certeza Mao Tse Tung, es el de un indefectible avance hacia el comunismo, “Derrota, tras derrota, tras derrota, hasta la victoria final".

sábado, 16 de enero de 2016

Museo de la Aviación de Bucarest y algunos aparatos de la Fuerza Aérea Socialista de Rumanía.

El Museo de la Aviación rumana de Bucarest es un lugar olvidado del que no se hace demasiada publicidad y que no tiene tampoco demasiados visitantes. Se encuentra en el norte de la ciudad, en la zona empresarial de Pipera.

Fue inaugurado el 2 de marzo de 1990, tras el golpe de estado, quizas con el único fin de guardar allí el helicóptero en el que fue secuestrado Ceausescu desde el Comité Central en Bucarest y llevado hasta el lugar de su sumaria ejecución por orden de los golpistas.. En realidad, el proyecto era bastante anterior.

Sea o no grande el interés por aviones y otras máquinas militares, la visita al museo de la aviación rumana tiene cierto interés, sobre todo por tres razones:

1)En primer lugar, porque allí podemos apreciar como la aviación rumana en el periodo socialista estaba bien surtida, incluso con helicópteros y aviones de producción nacional , algo que hoy suena como a historia de ciencia ficción tras la destrucción de prácticamente toda la industria y la producción desde 1990.

2) Podemos ver todavia una gran presencia de estrellas rojas y de la simbólogia socialista e internacionalista anterior a 1990, algo que en el resto de la ciudad se ha eliminado de forma radical, en el contexto del empeño por parte de la clase dominante de borrar todo recuerdo de los logros de la etapa socialista rumana. Se podrán contemplar de cerca gran cantidad de míticos aparatos soviéticos, como, por ejemplo, una amplia gama de los eficaces dueños del aire, los MIG.

3) El helicóptero en el que arrastraron a Ceausescu y a su esposa hacia su ejecución supone todo un testimonio histórico, y aunque lo tengan un poco apartado, como si les diera miedo enseñarlo, al fin y al cabo quizas constituye la pieza mas importante de todo el museo desde el punto de vista del crimen que representa. Muchos todavía hablan de él como "el helicoptero en el que Ceausescu huyo del Comite Central", aunque los datos ya han revelado que fueron los organizadores del golpe de estado, teledirigidos desde Washington y Moscú, los que le metieron en el helicóptero a empujones y golpes para quitársele de enmedio y tener via libre para la reinstauración de la dictadura del capital frente a la clase trabajadora.

Antes de 1989 existía ya un proyecto para abrir un museo de la aviación militar, pero hasta 1990 no se llevará a cabo. Su superficie es de unos 60.000 metros cuadrados, de los cuales 6.800 son cubiertos (incluida la sección Hermann Oberth ubicada en Mediaş, Sibiu, dedicada a la historia de los cohetes autopropulsados, uno de cuyos padres fue él ingeniero transilvano).


El museo esta organizado en tres secciones:

- Historia de la aeronáutica universal y nacional

- Sección técnica de las fuerzas aéreas

- Historia de los cohetes y de la investigación espacial (en Mediaş, ciudad en la provincia de Sibiu)

Se trata de una visita recomendable, a un museo ubicado en la antigua Fabrica de Glucosa de Bucarest (una de las muchas, por cierto, que se destruyeron tras la Contrarrevolucion de diciembre de 1989).

Alberga gran cantidad de fondos fotográficos, documentales y técnicos, aunque, sin duda, la parte mas interesante es la que está al aire libre, donde se pueden observar aparatos antiguos, incluidos los de fabricación soviética y algunos aviones rumanos construídos en la Rumania Socialista, muchos de ellos conservando la estrella roja del ejército del pueblo, como se puede ver con algunos ejemplos que compartimos a continuación:

El helicoptero en el que fue secuestrado Ceausescu y llevado al lugar de su ejecucion (el blanco)
Uno de los antiguos camiones de producción nacional
Un Mig 17
Un MIG 21

Mig 21

Image
Un "vulturul" (buitre) IAR 93, de producción nacional, creado en la Rumania Socialista
Mig 15
MIG 17







Mig 29 Sniper
Image
YAK-23
MIG 21R







Medalla a las 1000 horas de vuelo

Medalla aerea

Memoria conmemorativa primer vuelo espacial rumanosovietico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...